Audi Q7 60 TFSIe quattro

El Audi Q7 60 TFSIe quattro estrena una cadena cinemtica hbrida enchufable compartida con el Audi A8. El sistema desarrolla 456 CV y 700 Nm.

La cadena cinemática híbrida enchufable más potente de Audi se estrenará con el Q7 y el A8. Consta de un motor de gasolina de tres litros que desarrolla 340 CV y 500 Nm. Va montado en posición longitudinal, alineado con una máquina eléctrica, una caja de cambios automática de ocho relaciones, un diferencial central autoblocante Torsen y reenvío del par al tren delantero para disponer de tracción total permanente. La parte eléctrica cobra vida gracias a una batería de 17,3 kWh (14,1 kWh en el caso del A8), y la potencia conjunta del sistema alcanza los 456 CV y 700 Nm (449 CV para el A8).

Kia ofrece un modelo electrificado para cada necesidad

Nuestra prueba consistía en realizar una ruta de unos 75 kilómetros por el extrarradio de Múnich (Alemania) programada en el navegador, y este detalle es importante, porque si programamos la ruta, optimizaremos la gestión de la energía y consumiremos sensiblemente menos. Y es que los híbridos enchufables nos obligan a «cambiar el chip»; al menos mientras su autonomía eléctrica real se sitúe en torno a los 45 kilómetros realizando una conducción normal, como es el caso de este Q7.

Más información

Así, con la ruta programada, le estaremos diciendo al vehículo qué trayecto vamos a hacer, y él podrá decidir si, como en este caso, se reserva la carga de la batería para las zonas urbanas o semi-urbanas en lugar de gastarla en la primera parte del recorrido y pasar a modo híbrido cuando ya no quede electricidad en la batería.

Esta misma estrategia la podemos decidir nosotros sin programar la ruta, eligiendo entre el uso eléctrico por defecto, la reserva de la batería cargada para usarla más tarde o el modo automático. Pero informar al vehículo de nuestro trayecto va a permitir que sea él quien calcule la estrategia más eficiente teniendo en cuenta la distancia, el tipo de vía, los desniveles del terreno, los límites de velocidad, eventuales obras y congestiones de tráfico.

 

Pero si la integración del navegador como una herramienta para optimizar la gestión de la energía nos parece una idea brillante ejecutada con maestría, no ocurre lo mismo con el control de crucero adaptativo. Recurrir a él permite automatizar buena parte de la conducción, pero en la práctica realiza frenadas innecesariamente bruscas cuando, por ejemplo, detecta señales de límite de velocidad por obras.

El sistema híbrido, no obstante, permite recuperar la mayor parte de la energía de las frenadas (todas aquellas que se encuentren por debajo de 0,3g), por lo que aunque no practiquemos una conducción especialmente cuidadosa, los consumos prometen no dispararse.

Un consumo de entre «cero» y 10 litros a los 100 km

Como en cualquier otro híbrido enchufable, hablar de consumos es complicado. Si realizamos trayectos cortos y recargamos la batería entre cada trayecto, el consumo real de gasolina tenderá a cero, mientras que si recorremos largas distancias por autopistas, el consumo será similar al de un Q7 55 TFSI, dotado del mismo motor de 340 CV pero con una hibridación ligera. En cualquier caso, en entornos urbanos siempre contaremos con la ayuda de la regeneración de las frenadas, por lo que la autopista será el escenario más desfavorable para este Q7 60 TFSIe.

En cualquier caso, en una conducción normal notaremos pocas diferencias con respecto a cualquier otro Q7. Por debajo de unos 30 km/h escucharemos un ruido artificial creado para advertir a los peatones de nuestra presencia, y en marcha, con las ventanillas cerradas, apenas percibiremos cuándo se ha puesto en funcionamiento el motor de gasolina. Sí podemos comprobar rápidamente si lo estamos usando cuando miramos el cuadro de instrumentos, digital, que ofrece una enorme cantidad de información.

Este Audi Q7 60 TFSIe y el A8 equivalente son solamente una muestra de la ofensiva de modelos mal llamados «electrificados» que viviremos en los próximos años, una oferta en la que se incluyen el Q5 50 TFSIe quattro ultra, que ya está a la venta desde 66.070 euros, el Q5 55 TFSIe quattro ultra y el A7 Sportback TFSIe (disponible a lo largo de las próximas semanas). Más adelante llegarán también vehículos completamente eléctricos, como el e-tron GT (2020), el Q4 e-tron (2021) y así hasta completar una gama que en el año 2025 contará con al menos 20 modelos eléctricos y 10 híbridos enchufables.

 



ource_link]

¿Te sirvió la información?

Deja un comentario