Audi quiere ganar el Dakar con un 4×4 elctrico

Audi ultima los detalles del prototipo con el que pretende ganar el Dakar. Se trata de un 4×4 eléctrico de autonomía extendida que emplea componentes de su monoplaza de Fórmula E. Carlos Saiz podría ser uno de sus pilotos.

A mediados de año comenzarán las pruebas del prototipo eléctrico de autonomía extendida con el que Audi competirá a partir de la próxima edición del rally Dakar, que se disputará en enero de 2022.

Por el momento, ya tenemos una idea de cómo será el coche, cuya estética probablemente recuerde a la del prototipo Audi AI:Trail, cuya información puedes encontrar en este enlace, como ya avanzaba un teaser mostrado por Audi hace unas semanas.

El proyecto está avalado por varios pesos pesados de la firma de Ingolstadt. Por una parte, Andreas Roos, jefe del programa de Audi Sport en el DTM, será el máximo responsable del proyecto Dakar, mientras que por encima de él se sitúa Julius Seebach, Director de Audi Motorsport GmbH. Pero los de Audi contarán además con la experiencia de Sven Quandt, ex piloto de rallys y fundador del equipo X-Raid, en cuyo palmarés hay seis victorias en el Rally Dakar entre 2012 y 2021, incluyendo las dos últimas ediciones.

A diferencia de lo que ocurría hasta ahora con X-Raid y BMW/Mini, Audi será quien desarrolle el vehículo, y Q Motorsport (la formación con la que prestará servicio a Audi), se encargará de todas las operaciones en el rally conjuntamente con Audi Sport.

Eléctrico de autonomía extendida

Centrándonos en el vehículo en sí, aunque Audi habla de prototipo eléctrico, se trata en realidad de un eléctrico de autonomía extendida. La potencia vendrá de dos máquinas eléctricas que actúan principalmente como motor pero que también recuperan energía (una adaptación de la unidad MGU empleada por el monoplaza de circuitos de Audi para la Fórmula E), alimentadas ambas por una batería de alta capacidad. Cada MGU irá en un eje, por lo que no habrá árbol de transmisión.

Una tercera máquina eléctrica se utilizará exclusivamente como generador para cargar la batería de alto voltaje durante la conducción, y el encargado de hacer girar ese potente generador será ni más ni menos que un motor TFSI de cuatro cilindros y dos litros derivado del empleado por los RS5 con los que Audi compitió en el DTM, una unidad muy eficiente y ligera que desarrollará el par necesario para que la batería cuente siempre con un elevado nivel de carga. Cabe recordar que estas unidades entregaban hasta 610 CV, si bien es lógico pensar que la potencia, a un régimen de giro constante, será mucho menor.

Como curiosidad, Audi ha anunciado que su intención es que el vehículo se desplace en modo 100 % eléctrico durante los enlaces y que el motor TFSI se emplee únicamente en las especiales, lo que nos hace pensar que las baterías tendrán una enorme capacidad, ya que el último Dakar contó con etapas de enlace de cerca de 500 kilómetros, que para ser recorridos a ritmo tranquilo requerirían no menos de 100 kWh.

Carlos Sainz podría ser uno de los pilotos

El primer prototipo se está fabricando ya en Neuburg an der Donau, muy cerca de Ingolstadt, y su presentación está prevista para finales de junio. El estreno mundial del vehículo no se producirá hasta un mes más tarde, y probablemente sea entonces cuando conozcamos a los pilotos.

Tanto Carlos Sainz como Stéphane Peterhansel suenan con fuerza. Los dos pilotos oficiales de Mini acumulan 11 victorias en coches (ocho de Peterhansel y tres de Sainz) en las últimas 17 ediciones del Rally Dakar, y es de sobra conocida la especial habilidad de Sainz para poner a punto nuevos vehículos de competición, algo que podría ser de gran ayuda durante la fase de pruebas del vehículo, que promete contar con un intenso programa a partir de su presentación al público.

 




ource_link]

¿Te sirvió la información?

Deja un comentario