Audi S6 TDI y Audi S7 Sportback TDI: primera prueba de la nueva gama Audi S TDI

Audi amplía su gama deportiva con los Audi S6 TDI, Audi S7 Sportback TDI, los modelos elegidos para estrenar el nuevo motor diésel V6 3.0 de 349 CV con tecnología micro híbrida -MHEV- y la etiqueta medioambiental ECO de la DGT.

En plena era de la electrificación, la reducción de emisiones y la eficiencia, los motores diésel se han convertido en el enemigo público número uno. La realidad, sin embargo, es muy distinta y lo cierto es que los propulsores diésel son más limpios que nunca y, hoy por hoy, siguen siendo la mejor alternativa para aquellos que viajan a menudo, tanto por su excelente autonomía, como por su rendimiento y el bajo coste por kilómetro que suponen.

Por otro lado, algunos fabricantes ya han demostrado que diésel y electrificación no tienen por qué ser conceptos antagónicos, de hecho, la tecnología micro híbrida está siendo el mejor recurso para incrementar la eficiencia de estos motores y aprovechar todavía más su elevada cifra de par. En Audi, además, saben que está combinación también puede ser sinónimo de deportividad.

Una gama muy completa

Y es que no es la primera vez que la compañía de Ingolstadt utiliza motores diésel en el ámbito deportivo, sin ir más lejos ha ganado ha ganado en varias ocasiones las 24 Horas de Le Mans con prototipos diésel, pero también ha utilizado este tipo de propulsores en modelos de su gama S, como el actual Audi SQ7 TDI equipado con un V8 turbo que desarrolla 435 CV y 900 Nm de par desde solo 1.000 rpm. Este SUV fue lanzado en 2017 y, a lo largo de estos dos años, ha marcado el camino a seguir por los nuevos integrantes de la gama S TDI, los Audi S4 TDI, S5 TDI, SQ5 TDI, S6 TDI y S7 Sportback TDI.

Todos ellos tienen algo en común: el motor diésel V6 de 3.0 litros con tecnología micro híbrida -MHEV- y red eléctrica de 48 voltios que les permite lucir la etiqueta ECO de la DGT en su parabrisas. En todos los casos, este bloque se asocia a una transmisión automática tiptronic de convertidor de par con ocho velocidades y a un sistema de tracción total quattro que manda 349 CV (347 CV si hablamos de los S4, S5 y SQ5) y 700 Nm de par a las cuatro ruedas motrices.

Ya conocíamos este motor de otras variantes de la gama, como el Audi A6 50 TDI que llegó hace justo un año, también con tecnología Mild Hybrid y la etiqueta ECO de la DGT. Esta vez, eso sí, estamos ante una variante potenciada de este V6, en parte gracias al nuevo compresor eléctrico -denominado EPC-, que se ubica más cerca del motor y permite que la entrega de par sea más instantánea, además de 80 Nm superior a la del A6 50 TDI. Para digerir el incremento de potencia, el bloque ha sido dotado con pistones de aluminio más resistentes a la temperatura, cigüeñal y bielas modificadas, culatas de refrigeración optimizada y bombas de agua y de aceite de mayor tamaño.

Sobre el papel, todos estos cambios dan como resultado una sencilla ecuación: menos consumo, menos emisiones y más rendimiento. ¿Y más allá del papel? Para responder a esta pregunta hemos pasado una jornada por los alrededores de Frankfurt, Alemania, probando los Audi S6 TDI y S7 Sportback TDI, los primeros modelos de esta gama que han llegado a la red de concesionarios de Audi España, ya que los S4 TDI, S5 TDI y SQ5 TDI no estarán disponibles hasta verano.

Audi S6 TDI y S7 Sportback TDI: así son por fuera y por dentro

Nada más ver los nuevos Audi de la gama S, es evidente que estamos ante las versiones más deportivas de la gama, al menos hasta que vean la luz los nuevos RS 6 y RS 7 Sportback equipados con motores de gasolina bastante más potentes que el diésel de nuestros protagonistas. Los paragolpes con tomas de aire más grandes, la cuádruple salida de escape, las llantas de 20″ -las de 21″ son de serie en el S7 y cuestan 2.160 euros más en el S6– la menor altura de su carrocería, los anagramas, la parrilla Singleframe específica y los retrovisores de color plateado les delatan.

Por dentro, no hay tantos cambios como en el exterior, si bien ambos modelos equipan asientos deportivos -en el S7 asientos deportivos S de estilo semi bucquet que cuestan 485 euros más en el S6-, volante deportivo y techo tapizado en negro. Además, lo dotación de serie es muy completa e incluye la instrumentación digital Audi virtual cockpit, el sistema de infoentretenimiento MMI Touch Response con navegador y conexión a internet, así como faros led -los Matrix LED son opcionales y cuestan 2.145 euros-.

Audi S6 TDI y S7 Sportback TDI: así van

Más allá del diseño y equipamiento específicos de estos modelos, lo que realmente nos interesa es dar respuesta a la pregunta que nos hacíamos unas líneas más arriba. Bastan unos pocos segundos para darse cuenta de que no estamos montados en un A6 o un A7 Sportback, los necesarios para pulsar el botón que arranca el motor, poner la palanca de cambios en posición D e iniciar la marcha. Como solo estamos llevando a cabo una rápida toma de contacto, decidimos no perder el tiempo y seleccionamos el modo de conducción Dynamic nada más arrancar.

En ciudad y a baja velocidad, las sensaciones que proporciona este V6 Mild Hybrid son muy similares a las del A6 50 TDI de 286 CV, aunque hay una gran diferencia entre ambos: el sonido. Siguiendo la estela marcada por el SQ7 TDI y el espectacular sonido de sus cuatro salidas de escape, los S6 TDI y S7 Sportback TDI no suenan como cualquier diésel, sino mucho más «gordos», aunque el conductor tiene la posibilidad de silenciar este estruendo activando los modo de conducción comfort o efficiency.

Con semejante sinfonía, es difícil no dejarse llevar, sobre todo cuando circulamos por una autovía alemana sin límite de velocidad -autobahn-. Cuando hundes el pie derecho, los 700 Nm de par salen a relucir en todo su esplendor desde las 2.500 hasta las 3.100 rpm; el cambio tiptronic hace su trabajo a la perfección y nos permite ganar velocidad mientras enlaza marchas con una facilidad pasmosa -también se puede cambiar manualmente con las levas situadas detrás del volante-. Enseguida superamos los 200 km/h y es entonces cuando entendemos la razón de ser de esta nueva gama S TDI: podríamos mantener esta velocidad de crucero durante cientos de kilómetros sin sufrir por el consumo medio o la autonomía restante, que puede ser de hasta 1.170 para el S6 con el depósito de combustible opcional de 73 litros, ya que homologa un gasto combinado de 6,2 l/100 km.

Con un motor de gasolina de idéntica potencia bajo el capó, sería imposible pensar en utilizar cualquier de estos modelos a diario, así que Audi ha decidido recurrir al diésel y a la electrificación para ofrecer a sus clientes un equilibrio entre deportividad y practicidad. Si alguien busca más rendimiento, puede recurrir a la gama RS, pero todo aquel que busque combinar las virtudes de cualquier A6 -tanto sedán como Avant- o A7 Sportback con una buena dosis de deportividad, encontrará en los S6 y S7 Sportback la solución.

Más información sobre la gama S TDI de Audi

Con la suspensión deportiva de serie, los frenos deportivos, la dirección deportiva y el motor V6 TDI de 349 CV, podrá disfrutar de cualquier puerto de montaña sin tener que pasar cada día por la gasolinera. Si todo esto no es suficiente, la dosis de deportividad y dinamismo se puede ampliar con el diferencial trasero deportivo opcional -1.905 euros-, la dirección dinámica a las cuatro ruedas -2.415 euros-, la suspensión neumática adaptativa -1.105 euros- e incluso los discos de freno carbocerámicos -precio por definir- para hacer de estas versiones.

Audi S6 TDI y S7 TDI: estos son sus precios

Por supuesto, disfrutar de un modelo de corte deportivo que gaste poco y tenga la etiqueta ECO no es barato, ya que el Audi S6 sedán está disponible desde 83.040 euros, el S6 Avant desde 86.180 euros y el S7 Sportback desde 92.700 euros. Todos ellos están ya disponibles y las primeras entregas a clientes tendrán lugar a lo largo de las próximas semanas



ource_link]

Deja un comentario