Ford Focus ST Sportbreak 2019: 280 CV para toda la familia

Después de presentar la variante ST del nuevo Ford Focus con la carrocería de cinco puertas, la marca del óvalo ha desvelado la alternativa más familiar de esta versión deportiva. Llegará en verano con el mismo motor EcoBoost de 280 CV que emplea el hatchback.

Con la tercera generación del Ford Focus, el departamento Ford Performance de la marca americana se atrevió a combinar la variante deportiva ST con la carrocería familiar Sportbreak. Por supuesto, el catálogo del compacto americano contaba con un ST hatchback de cinco puertas, pero Ford entendió que algunos conductores necesitan un equilibrio entre espacio, practicidad y dinamismo; tanto es así que, con la cuarta entrega del Focus, el ST Sportbreak ha regresado por todo lo alto.

De momento, solo hemos podido ver dos imágenes oficiales publicadas por Ford, pero pronto conoceremos más detalles de este familiar deportivo, puesto que su fecha de lanzamiento está programada para el verano y, antes de que aterrice en los concesionarios, tendremos que conocer toda la información, incluidas las tarifas para nuestro mercado y las cifras de consumo y emisiones de CO2 homologadas oficialmente.

Hasta entonces, podemos confirmar que utilizará las mismas mecánicas diésel y gasolina que emplea el Ford Fiesta ST de cinco puertas. La variante de gasolina equipará un motor EcoBoost biturbo de 2.3 litros con 280 CV y 420 Nm de par y estará asociada a una caja de cambios manual de seis velocidades, si bien se ofrecerá la posibilidad de equipar una transmisión automática de doble embrague con siete velocidades y función de punta-tacón de forma automática. El diésel incorporará un propulsor EcoBlue de 2.0 litros con 190 CV y 400 Nm de par a solo 2.000 rpm.

Dinamismo y estética deportiva

A juzgar por las imágenes publicadas, el ST Sportbreak apostará por la misma fórmula que el cinco puertas: un diseño más deportivo que el del resto de versiones, colores exteriores y componentes exclusivos, como las llantas de aleación de 18 y 19″, un interior más deportivo gracias a los asientos Recaro o el volante achatado por su parte inferior, y una puesta a punto orientada a mejorar su comportamiento dinámico.

Es previsible que, como el hatchback, incorpore una suspensión más firme y baja que la del resto versiones, un diferencial autoblocante electrónico -solo en el gasolina-, control de par vectorial -solo en el diésel-, frenos más potentes y, como ya indicó Ford hace unas semanas, una geometría de suspensión única para no comprometer el dinamismo cuando el maletero esté cargado.
 



Fuente: https://www.autofacil.es/ford/focus/2019/05/17/ford-focus-st-sportbreak-280/50224.html

¿Te sirvió la información?

Deja un comentario