Oficial: no habr Ford Focus RS

La obligacin de cumplir con las restrictivas emisiones de CO2 sigue haciendo estragos, sobre todo entre los deportivos. Ford acaba de confirmar que, por este motivo, no habr una versin RS del Focus actual.

«Como resultado de los estándares de emisiones paneuropeos, el aumento de los impuestos sobre el CO2 y el alto costo de desarrollar un RS con alguna forma de electrificación para un volumen relativamente bajo de vehículos, no estamos planeando otra versión RS del Focus». Con esta frase, Ford ha confirmado que se acabó lo que se daba. Si quieres un Focus deportivo de cuarta generación, tendrás que conformarte con el ST de 280 CV -o 190 CV en la versión diésel-, un modelo que, al menos, nos ha gustado mucho cuando hemos tenido ocasión de probarlo, como puedes ver en esta prueba.

Además del Focus ST, en Ford consideran que su apuesta deportiva no queda tan mal cubierta como podría parecer, pues también cuentan en su gama con el Fiesta ST, las diferentes versiones del Mustang e, incluso, con el Ranger Raptor, un pick-up casi listo de serie para disputar un raid de tierra gracias a su excepcional suspensión desarrollada por el especialista Fox y Ford Performance.

Focus RS: un coche mítico

El Ford Focus RS de primera generación, también conocido como Focus RS 200, llegó en el año 2002. Tenía un motor 2.0 Turbo que, aunque sólo contaba con 215 CV, ofrecía una respuesta muy temperamental, un chasis excelente y un diferencial autoblocante firmado por Quaife de los que ya no encontrarás en ningún coche de serie y que ayudaba mucho a que su conducción fuese extremadamente excitante. Y todo ello ‘a pelo’, pues no había ni control de tracción ni de estabilidad. Además, tenía una estética muy similar a la del Ford Focus WRC que, en aquel momento, pilotaban Carlos Sainz y Colin McRae.

Quizá para resumir al máximo lo que se experimentaba a sus mandos, lo mejor sea decir que, a día, de hoy, el que escribe estas líneas está en condiciones de asegurarte que pocos GTI han dejado tanta huella en mí como el Focus RS de primera generación.

A superar los 300 CV

El Focus RS de segunda generación se hizo esperar; no llegó hasta 2009. Bajo su capó aparecía un 2.5 Turbo de cinco cilindros en línea con 305 CV con cambio manual de seis marchas. Seguía teniendo sólo tracción delantera y continuaba utilizando un autoblocante fabricado por Quaife y de tipo Torsen, pero su forma de actuar ya era mucho más dulce y dócil que la del RS 200. Era rápido, mucho, pero en Ford debieron pensar que quizá no era para tanto… y, un año después, sacaron el RS500, una edición limitada precisamente a 500 unidades que alcanzaba los 350 CV. ¿Era más rápido el RS Mk2 que el RS 200? Desde luego que sí. ¿Más fácil de llevar? Ya lo creo, y eso que era bastante juguetón. ¿Más divertido y excitante? Por supuesto que no.

Llega la tracción total

El Ford Focus RS de tercera generación apareció en 2016. Animado por un motor turbo de cuatro cilindros, 2.3 litros y 350 CV, lo más llamativo de este RS estaba en su eficaz y «electrónico» sistema de tracción total, que contaba con un diferencial trasero con dos embragues multidisco firmado por GKN y controlado electrónicamente con diferentes modos de conducción, incluido uno para los amantes del macarreo poligonero ideal para hacer donuts en una explanada. Y nada más, porque a nivel de conducción, esa función no aportaba nada. Menos mal que las demás sí servían para algo, convirtiendo al Focus RS en un compacto tremendamente rápido y eficaz en una carretera de curvas, con un excelente chasis, una motricidad sobresaliente y unas prestaciones muy elevadas. Y todo, con un tacto de conducción y unas reacciones jugetonas y divertidas, tanto como las del RS MK2… aunque, de nuevo, alejadas de la pureza del RS200 Mk1.



Fuente: https://www.autofacil.es/ford/focus/2020/04/23/oficial-habra-ford-focus-rs/56219.html

¿Te sirvió la información?

Deja un comentario