Primera prueba del Ford Puma 2020

La denominacin Puma ha regresado a Ford para dar nombre a un SUV de pequeo tamao que viene a competir con los Peugeot 2008, Renault Captur o Nissan Juke.

Hasta ahora, la propuesta de Ford en el segmento SUV-B, el de mayor crecimiento en nuestro mercado, era el EcoSport, que no ha resultado competitivo. Sin embargo, el Puma -denominación que Ford ya utilizó en un coupé de finales de los 90- resulta una alternativa perfectamente válida a los modelos más demandados de esta categoría, con nombres de mucho peso: Seat Arona, Peugeot 2008, Renault Captur, Volkswagen T-Roc y así un largo etcétera.

Ford Puma 2020: así es por fuera y por dentro

Por fuera, el Puma cumple con los estándares de este segmento: mide 4,19 metros de longitud, 1,81 m de anchura y 1,54 m de altura. Bien es cierto que, en directo, se asemeja más a un turismo que a un SUV; no en vano, es apenas 4 centímetros más alto que un Fiesta Active, con el que comparte plataforma.

Su apariencia exterior también varía de manera notable en función del acabado. Inicialmente, hay tres disponibles: Titanium, ST Line y ST Line X. Estos dos últimos tienen un estilo más deportivo e incluyen paragolpes y parrilla específicos, además de llantas de 18″ de serie en el caso del ST Line X -en los otros dos son de 17″-. Asimismo, en el habitáculo, los ST Line añaden elementos como los pedales de aluminio o la instrumentación digital.

 

El puesto de conducción del Puma resulta confortable y suficientemente amplio. Las plazas traseras no sobresalen por espacio, especialmente para personas de más de 1,80 metros, a los que les puede faltar altura al techo y espacio para las piernas.

En lo que respecta al maletero, el Puma sin microhibridación ofrece 456 litros, que se reducen a 401 litros en el caso de los equipados con este sistema. Eso sí, en ambos casos hay un doble fondo denominado Megabox en el que cabe sin problemas una maleta de tipo cabina de avión. Además, este hueco no está tapizado y cuenta con un desagüe, de modo que puede lavarse directamente con agua.

Ford Puma 2020: gama y precios

La oferta inicial del Puma se compone de un único bloque de gasolina, el tricilíndrico 1.0 EcoBoost, que se desdobla en tres versiones: 125 CV, 125 CV con microhibridación y 155 CV, en este caso siempre con el sistema mHEV que le otorga la etiqueta ECO. En todos los casos, la caja de cambios es manual de seis velocidades; a mediados de año se ofrecerá una automática de siete velocidades para el 125 CV, así como un motor diésel 1.5 EcoBlue de 120 CV. La tracción es a las ruedas delanteras, sin opción de tracción total.

Ford Puma 2020: así va

El Puma resulta un coche satisfactorio en líneas generales, que no sobresale en ningún aspecto -lo mejor, el tacto de la dirección y la comodidad, incluso con suspensión deportiva- y tampoco tiene grandes defectos. El más importante hace referencia a la sonoridad y las vibraciones que llegan al habitáculo, que nos han parecido más evidentes en la versión de 155 CV. Asimismo, el consumo durante la prueba, realizada mayoritariamente por carreteras de montaña a ritmo tranquilo, ha rondado los 7,5 L/100 km con los dos motores con microhibridación, una cifra algo alta en relación a sus rivales.

Ficha técnica del Ford Puma Titanium 1.0 EcoBoost MHEV 125 CV

Motor Gasolina, turbo, 3 cilindros, 999 cc
Potencia máx. 125 CV (92 kW) a 6.000 rpm
Par máximo 200 Nm a 1.750 rpm
Cambio Manual de seis velocidades
Tracción A las ruedas delanteras
Suspensión del./tras. Independiente tipo McPherson / eje torsional
Dimensiones 4.186 / 1.805 / 1.537 mm
Peso 1.280 kg
Neumáticos 215/55 R17
Velocidad máx. 191 km/h
0-100 km/h 9,8 seg.
Consumo combinado (WLTP) 5,5 L/100 km

 



Fuente: https://www.autofacil.es/ford/puma/2020/01/24/primera-prueba-ford-puma/54366.html

Deja un comentario