Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio: primera prueba

Alfa Romeo pone a la venta el Stelvio Quadrifoglio, un SUV de 510 CV que emplea la mecnica del Giulia QV y le aade un eficaz sistema de traccin total.

Alfa Romeo ha decidido crear uno de los SUV más ágiles y deportivos del momento: el Stelvio Quadrifoglio. Equipado con la plataforma y el motor 2.9 V6 Biturbo de 510 CV que ya ofrecía el Giulia QV, el Stelvio se ha convertido en el SUV más rápido en Nürburgring. El Stelvio no tiene rivales directos como tal. Algunas alternativas son el Porsche Macan Turbo con pack Performance (más caro y menos potente: 106.949€ y 440 CV) o el Mercedes GLC 63 AMG S, igual de potente pero más caro (119.625€).

Por dentro

El Stelvio cuenta con un salpicadero muy parecido al del Giulia. Así, destaca su diseño deportivo y su pantalla central en color, además de algunos detalles deportivos como el botón de arranque integrado en el volante. El Quadrifoglio añade elementos como los pedales en aluminio, los asientos deportivos (que pueden ser de tipo baquet por 3.002€) y algunos apliques en carbono por el salpicadero, además de una grandes levas fijas metálicas para el manejo del cambio de forma manual.

Por calidad, el Stelvio obtiene buena nota, pero no alcanza la robustez y ajuste de, por ejemplo, el Porsche Macan. Ofrece espacio de sobra para cuatro ocupantes, pero la plaza trasera central no es muy cómoda para que un quinto pueda afrontar un viaje largo con la misma comodidad. Con 525 litros, el maletero es bastante grande.

En marcha

En el apartado mecánico, destacan dos aspectos: las prestaciones y el comportamiento. Las primeras son muy buenas, algo normal teniendo en cuenta que este Stelvio tiene un motor 2.9 V6 Biturbo de 510 CV y 600 Nm de par desde sólo 2.500 rpm. Esto le asegura una respuesta muy intensa desde muy bajas revoluciones, pero además se mantiene igual de pletórico hasta las 6.000 rpm. Esto, unido a un cambio automático de ocho velocidades muy rápido en conducción deportivo y bastante suave en conducción normal. Con todo, alcanza 283 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos. Anuncia un optimista consumo medio de 9,0 l/100 km.

El Quadrifoglio emplea el mismo sistema DNA que sus hermanos de gama. Se trata de un mando que permite seleccionar entre tres modos de conducción: Dynamic, Normal y All Weather. En función del modo seleccionado, varía el sonido del escape (en Dynamic, además de escucharse más, se producen unas sugerentes explosiones al cambiar de marcha), la respuesta del acelerador y del ESP y la dureza de la dirección y de la suspensión.

En cuanto al comportamiento, está marcado por la buena respuesta de la suspensión, así como por su directa y precisa dirección y su contenido peso para un SUV de 4,70 m de largo: 1.905 kilos en orden de marcha. Con todo, el Stelvio Quadrifoglio sorprende por su agilidad, siendo uno de los mejores SUV en este apartado. No parece tan grande ni tan pesado ni tan alto (1,68 m), pues además de mostrarse muy incisivo en la entrada de las curvas y de ser muy rápido en los cambios de apoyo, transmite muy pocas inercias. La suspensión tiene tres niveles de dureza, y con ellos puede ser bastante suave, equilibrado en conducción rápida por carreteras sinuosas y bacheadas o firme pero muy estable en un circuito.

Otro aspecto a destacar es su eficaz sistema de tracción total (el Giulia QV sólo tiene tracción trasera), que asegura una excelente motricidad en toda circunstancia. También nos ha sorprendido el buen funcionamiento de los frenos, no tanto porque sean muy potentes, que lo son, sino más bien por cómo resisten la fatiga.

Bien equipado

El Stelvio Quadrifoglio está muy bien equipado. Lleva de serie llantas de 20″, navegador, faros bixenón adaptativos, cámara trasera, aviso de cambio de carril… Esto, sus prestaciones y su comportamiento justifican un precio que, a priori, puede parecer excesivo.



Fuente: https://www.autofacil.es/alfa-romeo/stelvio/2018/02/24/alfa-romeo-stelvio-quadrifoglio-primera-prueba/42928.html

¿Te sirvió la información?

Deja un comentario