AR51 1900M «Matta», la «locura» de Alfa Romeo

A la vez que ejercía su dominio en la incipiente Formula 1, a principios de los 50, Alfa Romeo creó un todoterreno destinado al Ejército italiano que resultó ser tan eficaz como efímera su producción.

En 1896 se estableció en Milán una filial del fabricante francés Darraq que derivó, en 1910, en la Anonima Lombarda Fabrica Automobili (ALFA). Cinco años después el ingeniero napolitano Nicola Romeo se hizo con la mayoría de las acciones de la compañía que fue rebautizada con el nombre de Alfa Romeo.

Desde el principio, el fabricante lombardo se caracterizó por el carácter deportivo de sus turismos, por contar con los más destacados diseñadores –como el mismísimo Enzo Ferrari o el español Wilfredo Ricart– y por los magníficos resultados obtenidos en las carreras, llegando a conseguir los dos primeros campeonatos de Formula 1, con Nino Farina y Juan Manuel Fangio como pilotos, en 1950 y 1951, respectivamente.

Nacido de un concurso

Pruebas en la escalinata de la Basílica de San Francisco de Asís

Mientras los bólidos de la marca milanesa triunfaban en los circuitos, un equipo de técnicos de la casa, con el ingeniero Giuseppe Busso al frente, trabajaban en un prototipo con el que concurrir al concurso convocado por el Ministerio de Defensa italiano. Se buscaba un todoterreno ligero que sustituyera a los Willys y Ford que venían prestando servicio desde la II Guerra Mundial en el ejército transalpino.

A este concurso acudió Alfa Romeo con un prototipo denominado Autovettura da Ricognizione 1900M AR51 y Fiat con otro que daría origen al modelo Campagnola. El prototipo de Alfa aprovechaba la mecánica del turismo 1900 de la marca –aunque rebajado de potencia– y la mayoría de elementos fueron desarrollados ex profeso. En principio, se apostó por unas suspensiones de doble eje rígido, pero tras las primeras pruebas, en la que también se detectaron problemas de lubricación y en el cambio, se cambió el diseño por un eje delantero con triángulos superpuestos y barras de torsión.

Los 4×4 de Alfa Romeo

Durante el periodo de pruebas se desarrollaron unidades con seis configuraciones diferentes: con carrocería Giardinetta –destinada a ambulancia–, diésel, cisterna, cableadora, oruga y quitanieves. El modelo definitivo se presentó en septiembre de 1950 –un año antes que el Campagnola– en Imola. Ese mismo año el Ministerio de Defensa eligió al Alfa Romeo 1900M AR51 como ganador del concurso, merced a sus mejores capacidades en la circulación todoterreno que el prototipo presentado por Fiat, por lo que pasó a la línea de producción y la primera unidad vio la luz en marzo de 1952.

La mayoría de las poco más de 2.000 unidades producidas fueron destinadas al Ejército, la Policía y los servicios públicos italianos, aunque hubo algo más de un centenar que fue adquirido por clientes privados. Pronto el vehículo recibió el apelativo de Matta, que podría traducirse por «vieja loca» o «chiflada» debido a las espectaculares y poco convencionales pruebas a las que fue sometido durante su etapa de pruebas y que también le sirvieron como promoción.

Las denominaciones AR51 y la AR52 que recibió el «Matta» hacen referencia al año de producción –AR51, para los fabricados entre 1951 y 1953, y AR52 para el resto –y, según otras fuentes, al uso para el que estaban dirigidos –militar para los primeros y civil para los segundos–.

Una fabricación efímera

A pesar de sus magníficas cualidades como todoterreno y sus buenas prestaciones para la época, el «Matta» había nacido con importantes carencias. El desarrollo se había hecho más pendientes de cumplir los plazos del concurso que de ajustar los costes de fabricación. De hecho, el Alfa costaba más del triple que su rival de Fiat, en el que se aprovechaban muchas piezas de otros modelos de la marca de Turín. Esta amplia diferencia de coste fue la razón por la que las autoridades italianas decidieron cambiar de proveedor desde 1954, lo cual condenó al «Matta» que, debido a su elevado precio, no parecía tener futuro en el mercado civil exclusivamente.

El hecho de que Alfa Romeo estuviera bajo el control del Gobierno italiano –hasta 1986 no pasó a formar parte del Grupo Fiat– debió pesar para que le fuera concedido el contrato inicial, pero la abismal diferencia de precio no pudo ser ignorada durante mucho tiempo por las autoridades transalpinas.

Con más de 60 años a cuestas y una producción bastante limitada, las unidades del Alfa Romeo «Matta» que quedan en servicio son exclusivas y cotizadas piezas de coleccionista, muy difíciles de adquirir y también de ver, sobre todo fuera de Italia.

Expediciones a bordo del AR51-52. Con el Matta, al fin del mundo

Leonardo Bonzi, un aristócrata italiano –tenista, aventurero y director de cine, entre otras cosas–, lideró en 1952 una expedición que tenía como objetivo abrir una vía entre la costa del Atlántico –desde Río de Janeiro– y la del Pacífico, atravesando el Matto Grosso. La ruta que pasó por Brasil, Paraguay, Argentina, Bolivia y Perú duró cuatro meses y durante la misma se rodó el documental Magia Verde que recibió muy bena acogida por parte de la crítica.

En 1968, Alfa Romeo tomó parte en el denominado Raid de la Amistad y la Hermandad, que partía de la Ciudad del Vaticano y tenía como final la ciudad de Pekín. En este viaje de más de 25.000 kilómetros, que pasaba por la Unión Soviética, Oriente Medio, Afganistán, India y China, entre otros países, participaron varios modelos de la marca del Portello; entre ellos dos unidades del 1900M, aunque con carrocería cerrada, en lugar de con techo de lona.

Los Alfa en las carreras TT. De la Mille Miglia al Dakar

En la edición de la Mille Miglia de 1952 –un bucle de 1.600 kilómetros con salida y meta en la localidad lombarda de Brescia– se vivió un duelo entre el Alfa Romeo «Matta» y el Fiat Campagnola que competían en la categoría de «vehículos militares», creada ex profeso para estos modelos, que se saldó con la victoria de los de Milán por nada menos que 42 minutos. Tres décadas después, varios Alfa Romeo 33 1.5 4×4 –con carrocería berlina y giardinetta– participaron en las ediciones de 1985 y 1986 del Dakar, aunque ninguno consiguió llegar a la meta senegalesa.

Alfa Romeo 1900M AR51/AR52. Un TT de verdad

El primer prototipo del AR51 que se elaboró en 1950 utilizaba el chasis del Land Rover 80 –el TT más moderno del momento–, la carrocería se camuflaba con unos paneles y se le incorporó el motor bialbero –con doble árbol de levas– de la berlina 1900 de la marca milanesa. A partir de ahí se fueron incorporando importantes variaciones como la lubricación por cárter seco o la suspensión delantera de tipo independiente con barras de torsión.

Alfa Romeo 1900M AR51 / AR52. Ficha técnica

MOTOR

  • Tipo Gasolina, 4 cil. en línea DOHC
  • Cilindrada 1.884 cm3 (82,5×88 mm)
  • Alimentación Carburador Solex 33 PBIC y bomba mecánica.
  • Compresión 7,0:1
  • Potencia máx. 65 CV (47,8 kW) a 4.400 rpm
  • Par máximo 122 Nm (12,5 kgm) a 2.500 rpm

TRANSIMSIÓN

  • Tracción Trasera con el eje delantero conectable, reductora y bloqueo de diferencial trasero
  • Embrague Monodisco en seco
  • Caja de cambios Manual, de 4 velocidades y marcha atrás.

CHASIS

  • Tipo Independiente de largueros y travesaños de acero
  • Carrocería De acero. Tipo «Torpedo» militar de 6 plazas (2+4)
  • Frenos del./tras. Tambores hidráulicos.
  • Freno de estac. A la transmisión
  • Suspensión delantera / trasera Indep. de dobles triángulos con amortiguadores y barras de torsión/ Eje rígido con amortiguadores y ballestas

DIMENSIONES Y PESOS

  • L./an./al. 3.520/1.575/1.820 mm
  • Batalla 2.200 mm
  • Via del./tras. 1.300/1.300 mm
  • Peso en vacío 1.250 kg
  • P.M.A. 1.900 kg

RUEDAS

  • Llantas De acero, 4,50×16
  • Neumáticos Pirelli Artiglio, 6,40×16 / 6,50×16

PRESTACIONES Y CONSUMOS

  • Velocidad máx. 105 km/h
  • Consumo medio 9,2 l/100 km

COTAS TT

  • Altura libre 20,5 cm
  • Cap. de vadeo 70 cm
  • Pendiente máx. 120% (50º)

 




Fuente: https://www.autofacil.es/alfa-romeo/2020/02/11/ar51-1900m-matta-locura-alfa/54650.html

Deja un comentario