Los 4×4 de Alfa Romeo

Alfa Romeo no ha sido una marca que se haya distinguido por su apuesta por los vehculos todoterreno, sin embargo exsiten algunos hitos en su historia que conviene destacar.

El debut de Alfa Romeo en el campo de los 4×4 llegó a principios de los 50 con el desarrollo y posterior fabricación del AR51 –conocido popularmente como «Matta»– para el concurso convocado por el Ejército italiano y que ganó el fabricante lombardo.

Tres décadas después de cesar la producción del Matta, en 1983, Alfa Romeo empezó a comercializar la versión 4×4 de su modelo 33. Este montaba un motor 1.5 de gasolina y llevaba propulsión trasera, con el eje delantero conectable manualmente. Al año siguiente aparecieron las versiones con carrocería Giardinetta –Sportwagon– y, en 1991, se sustituyó su sistema de transmisión por una tracción integral permanente.

En paralelo al lanzamiento del 33, Alfa Romeo trabajaba en el desarrollo de sendos todoterreno destinados a equipar al Ejército italiano, denominados Tipo 146 y Tipo 148. El primero estaba diseñado en dos batallas y con cinco motorizaciones, tracción trasera con el eje delantero conectable, caja de cambios de cinco velocidades, reductora y ejes rígidos con ballestas detrás y muelles delante.

El 148 era más pequeño, llevaba suspensión delantera independiente, motor 1.7 de gasolina y carecía de reductora. Estos proyectos llegaron a estar muy avanzados, se realizaron demostraciones ante las autoridades militares –a cargo de Guido Moroni, el mismo piloto que realizó las del «Matta» 30 años antes– e incluso se especuló con la posibilidad de que se construyera en colaboración con Nissan y se realizara una pequeña versión civil del mismo, pero la adquisición de la marca por parte de Fiat en 1986 puso punto final al proyecto.

Alfa Romeo Tipo 148 (prototipo).

Hasta 2004, tan solo había habido un par de turismos –el 155 y el 166– que habían sido dotados de tracción integral. Este año apareció el 156 Q4 Crosswagon, una versión sobreelevada del 156 familiar con diferencial central Torsen y motor 1.9 JTD. El recorrido comercial de este modelo no fue muy largo y, en 2008, dejó de comercializarse.

Tras el cese de la producción del Q4 Crosswagon se produjo un pequeño letargo–en lo que se refiere al desarrollo de vehículos 4×4–, tan solo alterado por los rumores que anunciaban el inicio de la producción un prototipo presentado en el Salón de Ginebra de 2003 bajo el nombre de ‘Kamal’ y al que, desde entonces, se le ha puesto fecha, al menos en dos ocasiones –2010 y 2012–, para pasar a convertirse en un modelo de producción.

Pero no fue hasta 2017 en que llegó a los concesionarios un 4×4 específico del fabricante milanés. El Stelvio es un SUV con un diseño muy deportivo y unas buenas cualidades en materia dinámica. Bajo el capó, encontramos tres motores gasolina -2.0 Turbo de 200 y 280 CV y 2.9 V6 Biturbo de 510 CV- y otros tantos diésel -2.2 de 160, 190 y 210 CV-; en cualquier caso, la caja de cambios es automática de ocho relaciones. Este modelo comparte plataforma con el Giulia, por lo que hereda su acertada configuración de motor longitudinal, tracción trasera o total… e incluso el diseño de su interior.

 



Fuente: https://www.autofacil.es/alfa-romeo/2020/02/11/4×4-alfa-romeo/54646.html

Deja un comentario