¿Cuántas baterías de teléfono móvil se necesita para alimentar un coche eléctrico?


La baterías son uno de los elementos más importantes, ya que se encargan de suministrar energía al motor eléctrico. Desde Kia han querido realizar un curioso experimento para comprobar cuántas baterías de smartphone serían necesarias para mover un Kia e-Niro.

Las baterías no son un elemento importante únicamente en los vehículos electrificados; también en nuestra vida diaria. Y es que también ‘dan vida’ a nuestros teléfonos móviles, tablets u ordenadores portátiles. Así las cosas, las baterías de los coches se beneficiaron inicialmente de las innovaciones llegadas del campo de la electrónica de consumo, pero ahora se han invertido los papeles y son el motor de desarrollo. En ambos mundos se persigue aumentar la capacidad y velocidad de carga, con el menor tamaño y peso posibles.

En este sentido, ¿existen diferencias entre las baterías de los móviles y la de los coches? ¿Podrían las primeras alimentar el motor de un coche eléctrico? Para resolver estas y otras dudas Kia, marca que ha decidido llevar a cabo un curioso experimento, ha contado con el asesoramiento experto del Doctor Álvaro Caballero, profesor titular del Departamento de Química Inorgánica e Ingeniería Química e investigador del Instituto Universitario en Química Fina y Nanoquímica de la Universidad de Córdoba, uno de los referentes nacionales en la investigación y desarrollo de baterías.

Ambas baterías comparten una tecnología similar 

La tecnología de iones de litio fue descubierta en los años 80 del pasado siglo por el químico estadounidense John B. Goodenough. En 2019, la Academia Sueca le concedió el Premio Nobel por esta innovación, destacando que “estas baterías han revolucionado nuestras vidas desde que ingresaron al mercado en 1991. Han sentado las bases de una sociedad inalámbrica, libre de combustibles fósiles, y son de gran beneficio para la humanidad”.

“En general, las diferencias entre ambas provienen de la necesidad de energía tan distinta que requiere mover un coche eléctrico a hacer funcionar un móvil. Pero la tecnología de la batería es la misma en ambos casos: la celda recargable Li-ion, basada en un ánodo de grafito y un cátodo principalmente formado por un óxido que contiene litio, cobalto, manganeso y níquel”, explica Caballero.

¿Funcionarían las baterías de un smartphone en un coche?

Este SUV de 4,38 metros de longitud cuenta con tres versiones: una híbrida 1.6 HEV, que combina un motor de gasolina y uno eléctrico que proporcionan un total de 141 CV, otra híbrida enchufable 1.6 PHEV con la misma potencia y 58 km de autonomía eléctrica y, por último, dos variantes EV sólo eléctricas, de 136 y 204 CV, respectivamente, que ofrecen una autonomía de entre 289 y 450 km. Los híbridos adaptan una caja de cambios automática de doble embrague y seis relaciones y, el eléctrico, también una automática. El maletero tiene 401 litros -324 en la versión PHEV y 451 en la EV-.



Antes de nada, hay que contar con una serie de consideraciones previas tales como el tamaño, el voltaje, la potencia de carga y la refrigeración. Teniendo esto en cuenta, para poder hacer ‘andar’ a un vehículo eléctrico como el Kia e-Niro a partir de baterías convencionales de teléfonos móviles de 4.000 mAh y 3,6 voltios, habría que agrupar 4.444 baterías.

Asimismo, para conseguir el voltaje de 356V que requiere el e-Niro, habría que emplear la topología 45p98s, es decir, agrupar 45 baterías en paralelo y 98 de esos paquetes, en serie. Pero lo más importante de todo es que habría que instalarlas en un compartimento blindado y dotarlas de un efectivo sistema de refrigeración para evitar que estas se sobrecalienten (para soportar cargas rápidas y un funcionamiento óptimo bajo cualquier circunstancia) y provoquen un incendio en el vehículo.



Fuente: https://www.autofacil.es/coches-electricos-e-hibridos/baterias-telefono-alimentar-coche-electrico/255440.html

¿Te sirvió la información?

Deja un comentario