Nissan Qashqai: Qu motor elegir?

El Nissan Qashqai sigue siendo el SUV ms vendido en nuestro pas. Para tratar de perpetuar su liderazgo, acaba de renovar casi por completo su gama de motores. Cmo van y cules son los ms recomendables?

Así son los motores del Nissan Qashqai

1.3 DIG-T 140

  • Desde 23.300 euros
  • Sólo manual y 4×2
  • 140 CV
  • 0-100 km/h: 10,5 seg.
  • De 5,3 a 5,7 L/100 km

Suficiente y agradable

El motor básico de gasolina es un 1.3 Turbo de origen Renault que destaca por ofrecer una buena respuesta desde bajo régimen, algo que le convierte en un propulsor agradable y que se desenvuelve sin mayor problema. Por consumo, es posible situarse en torno a 7-7,5 L/100 km sin grandes esfuerzos, que no está nada mal. No es ruidoso y tampoco vibra demasiado.

 

1.3 DIG-T 160

  • Desde 26.550 euros
  • Manual o aut.; sólo 4×2
  • 160 CV
  • 0-100 km/h: 8,9 seg.
  • De 5,3 a 5,8 L/100 km

Para viajar ‘ligero’…

Es el mismo motor que el de 140 CV, pero con mayor potencia. Su consumo apenas varía en la práctica, algo extensible a su refinado funcionamiento. A bajo régimen no es mucho más contundente que el de 140 CV, y por eso es igual de agradable. En cambio, a partir de 4.000 rpm responde con una mayor intensidad, algo que se agradece en al adelantar, por ejemplo.

¿Por qué Kia apuesta por los coches híbridos y eléctricos

1.5 dCi 115

  • Desde 24.100 euros
  • Manual o aut.; sólo 4×2
  • 115 CV
  • 0-100 km/h: 12,3 seg.
  • De 3,8 a 4,2 L/100 km

El más lógico si…

Pese a ser el menos potente, la buena respuesta de este 1.5 diésel a bajo y medio régimen convierten al Qashqai en un coche muy agradable -destaca también por poco ruido y bajas vibraciones-, con prestaciones suficientes y un consumo muy bajo -entre 5,5 y 6,0 L/100 km reales-. Además, no es mucho más caro que el 1.3 DIG-T 140. Eso sí, interesa si realizas más de 20.000 km al año.

1.7 dCi 150

  • Desde 28.750 euros 
  • Manual o aut.; 4×2 ó 4×4
  • 150 CV
  • 0-100 km/h: 9,5 seg.
  • De 4,7 a 5,8 L/100 km

El que más gusta  

Aunque por prestaciones puras es un poco más lento que el DIG-T 160, su mayor contundencia a bajo y medio régimen le hacen parecer más rápido y, además, es más agradable de conducir, pues su respuesta al acelerador es más instantánea. Para ser un diésel, es tan poco ruidoso como el 1.5 dCi, pero su consumo es superior: unos 6,5 L/100 km de media. También es el más caro.

Así es el Nissan Qashqai por dentro

Por diseño: El salpicadero tiene unas formas suaves y clásicas, destacando la pantalla táctil central en color o el ordenador de a bordo del centro de la instrumentación.

Por puesto de conducción: La distribución de mandos es buena, pues los mandos están bien agrupados y hay botones para las principales funciones de la pantalla central o del climatizador. Navegar por los menús requiere atención, pero no es necesario hacerlo para cosas sencillas y es fácil acostumbrarse a su lógica de funcionamiento.

Por calidad: Está en la media del segmento: materiales blandos y agradables por arriba, duros por abajo, correcto por ajuste, remates e iluminación y con un buen tacto de los mandos.

Por practicidad: No hay banqueta trasera corrediza ni respaldos posteriores con reglaje en inclinación, pero sí muchos huecos y una guantera de buen tamaño.

Por espacio: Las plazas traseras están en la media, y son similares a las de un compacto. Esto quiere decir que dos adultos irán bien; tres, también si son delgaditos… El maletero, con 430 litros, sí se queda por debajo de la media del segmento, que sitúa en torno a los 500 litros.

¿Qué acabado elegir?

Visia: Es el básico, pero ya viene bien dotado de serie. Incluye cosas como control de velocidad, ayuda al arranque en cuesta, aire acondicionado, Bluetooth, tomas USB y Aux., freno de mano con accionamiento eléctrico, cuatro elevalunas eléctricos, cierre centralizado, retrovisores calefactados, ordenador de a bordo con pantalla en color…

Acenta: Sobre el Visia, incluye climatizador bizona, separador de la carga para el maletero, control por voz, interface para aplicaciones de teléfono móvil, llantas de aleación, sensor de luz y de lluvia, sensores de aparcamiento, faros antiniebla…

N-connecta: Sobre el Acenta, añade cámara de visión de 360 grados, aviso de cambio de carril involuntario, reconocimiento de señales, conexión automática de luz larga, acceso y arranque sin llave…

Tekna: Sobre el N-Connecta, incorpora barras en el techo, tapicería de tela y cuero, asiento del conductor con reglajes eléctricos, sistema de aparcamiento automático, control de ángulo muerto, sensor de cansancio del conductor, sensor de tráfico cruzado trasero al circular marcha atrás…

Tekna+: Sobre el Tekna, añade parabrisas y asientos calefactados, techo corredizo, tapicería de cuero…

El Nissan Qashqai en marcha

En ciudad: No es demasiado grande -4,39 m- ni pesado -desde 1.375 kilos-, por lo que se desenvuelve bien por calles estrechas. La visibilidad también es correcta, sobre todo si lleva la cámara de 360º para aparcar -de serie desde el acabado N-Connecta-.

En carretera: No es el mejor por agilidad porque la suspensión es algo blanda, y eso hace que la carrocería balancee más que en rivales como un Seat Ateca. Aun así, es muy noble y la dirección permite guiarlo con precisión. A un ritmo normal, va como tiene que ir.

En autopista: Destaca por la comodidad de su suave suspensión, pero se muestra suficientemente aplomado y preciso en curvas largas o al pisar irregularidades en apoyo.

En campo: Es un SUV ‘tradicional’. Se defiende mejor que un turismo en pistas por su mayor altura. En nieve o barro, todo depende del neumático que lleves -de serie, son de asfalto-. La tracción total funciona bien, pero es un sistema sencillo: no esperes milagros.

Veredicto

El Qashqai tiene las claves de su éxito en su equilibrio general, su diseño, su imagen de marca y su buena relación precio-equipamiento. Ahora, su gama de motores es aún mejor que la anterior tanto por respuesta como por consumo. Hay cosas mejorables, como el volumen del maletero o una suspensión un tanto blanda, pero en general cumple con buena nota.

El 1.3 DIG-T 140 y el 1.5 dCi 115 ya son suficientes para moverse con total normalidad. También convence el cambio automático de doble embrague del dCi 115 y del DIG-T 160, pero no tanto el de variador continuo del 1.7 dCi -mejor el manual-.

 



Fuente: https://www.autofacil.es/nissan/qashqai/2019/08/29/nissan-qashqai-motor-elegir/51486.html

¿Te sirvió la información?

Deja un comentario