Prueba Toyota CH-R 180D Advance 2020: un SUV hbrido y prestacional

El Toyota CH-R recibe un ligero restyling en lo que lo más destacable es la llegada de esta nueva versión, también híbrida, de 180 CV.

El Toyota C-HR apareció en 2016 y, desde el principio, fue un auténtico éxito. Tres años después, este Toyota recibe su primer restyling, que ha servido para incluir ligeras modificaciones en los faros o el alerón trasero principalmente, además de una nueva gama de colores, más ayudas a la conducción -aviso de cambio de carril, control de velocidad activo- y mejoras en el sistema multimedia -que, por fin, tiene Android Auto y Apple CarPlay-.

Kia XCeed, dinamismo y tecnología en formato crossover

Pero la gran novedad, aparte de que las baterías de la versión 125H son ahora de níquel-metal hidruro en vez de litio, es la llegada de la versión 180H, que cuenta con el motor 2.0 que ya estrenó en su día el actual Toyota Corolla. Con él, el CH-R ofrece un plus de prestaciones en un modelo que, pese a ser un SUV, tiene cierto diseño deportivo: es más rápido -tarda 8,2 segundos en pasar de 0 a 100 km/h en vez de 11 segundos-, pero consume más -5,3 L/100 km en vez de 4,8 L/100 km-.

Así es la gama del Toyota CH-R

Está compuesta por dos mecánicas híbridas, de 122 y 180 CV. Ambas están dotadas de tracción delantera y cambio automático. Hay seis acabados: Active, Advance, Advance Plus, Advance Luxury, Dynamic y Kaji Edition.

Modelo Potencia Precios
125H 122 CV Desde 25.050 euros
180H  184 CV Desde 27.600 euros

Toyota CH-R: más potente y con una suspensión más firme

La versión 180H emplea un motor 2.0 atmosférico -denominado 2.0 Hybrid Dynamic Force- en vez del 1.8 del 125H. La otra diferencia entre ambos es que el 180H cuenta con una suspensión más firme.

La ventaja en cuanto a prestaciones es muy notable frente al 125H en todo el rango de revoluciones. Pero, además, hay una diferencia aún mayor en lo que al sonido del motor se refiere, pues con el 180H no es necesario acelerar con tanta contundencia como en el 125H para mantener la misma velocidad o gana velocidad levemente. Eso se agradece especialmente por el hecho de que el peculiar cambio automático de este Toyota tiende a revolucionar en exceso el motor si se acelera mucho -aun así, Toyota afirma haber mejorado la insonorización; algo sí se nota-. Por consumo, se sitúa entre 5,5 y 6 L/100 km reales.

La mayor firmeza de la suspensión se traduce en un menor movimiento de la carrocería en zonas de curvas, algo que ya estaba bien resuelto en la versión menos potente. Sigue siendo un coche bastante cómodo, que destaca especialmente por aplomo y facilidad de conducción.

Un interior más conectado

En el interior, los cambios son escasos. Lo más destacable es la utilización de unos nuevos plásticos, más blandos, en la parte superior del salpicadero y en los paneles de las puertas, además de las novedosas funciones del equipo de audio. La pantalla central también ha mejorado su definición, aunque sigue sin ser de las mejores de su clase. Cuenta con botones para moverse con mayor soltura entre menús pero, aun así, sigue requiriendo demasiada atención. La postura al volante es cómoda, y no cuesta nada encontrarse a gusto.

Con APP MYT, Android Auto y Apple CarPlay

El CH-R estrena esta app gratuita que permite, a través de un smartphone, localizar el vehículo, enviar rutas al navegador, gestionar el mantenimiento o guardar los datos de conducción. Incorpora una nueva función, Hybrid Coach, que proporciona consejos personalizados sobre conducción híbrida para lograr una mayor autonomía en modo eléctrico y reducir el consumo.

Llega Apple CarPlay y Android Auto al sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 8»; también un dispositivo de llamada de emergencia E-call. Esto se completa con un equipo de audio opcional JBL.

Por espacio, en la media

Aunque por su diseño el CH-R puede parecer un coche no muy amplio, las plazas traseras ofrecen unas cotas similares a las de un Volkswagen Golf, algo que está bastante bien para el tamaño del coche.

A diferencia del 125H, el CH-R 180H ofrece un maletero de 358 L en vez de 377 L. ¿El motivo? El 180H lleva una batería de 12V más grande y va alojada en un lateral del maletero, algo que le resta esa diferencia de espacio. Sin ser pequeño, este espacio descarga está por debajo de la media.

Veredicto

Si te planteas comprar un Toyota CH-R, vale la pena hacer el esfuerzo económico y optar por la nueva versión del 180 CV, ya que la ganancia de prestaciones es importante.

 



Fuente: https://www.autofacil.es/toyota/c-hr/2020/01/14/prueba-toyota-chr-2020/54176.html

¿Te sirvió la información?

Deja un comentario