Prueba Toyota Proace City 1.5D Advance 2021: para uso profesional o familiar

Toyota ya tiene su versin del Citron Berlingo; se llama Proace City y, como coche familiar, es excelente.

El acuerdo existente entre Toyota y el Grupo PSA para el desarrollo de vehículos comerciales para el mercado europeo ha dado un nuevo fruto: el Proace City. Es idéntico al Citroën Berlingo, Peugeot Rifter y Opel Combo, salvo por los lógicos detalles de diseño que permiten diferenciar a unos de otros.

Por eso, el Toyota Proace City se beneficia de todas las cosas que hemos alabado en sus primos europeos, empezando por su espacio interior, su practicidad, su maletero y unas posibilidades de equipamiento que lo alejan de las clásicas furgonetas.

Sin embargo, el Toyota se encuentra con algunas desventajas. Primero, es el último en llegar, pero eso no ha significado que incluya ninguna novedad que no tengan sus primos. Segundo, su gama es mucho más limitada y sus niveles de equipamiento son más cerrados, de manera que no hay tanto donde elegir. Tercero, el precio de partida frente a los rivales de PSA es un poco más elevado (también por tener menos versiones de acceso). Y cuarto, y sobre todo frente al Citroën y el Peugeot, sus posibilidades de personalización exteriores no son tan pintonas. Así, el acabado GT-Line del Peugeot Rifter o los coloridos detalles exteriores del Citroën Berlingo les ayudan a diferenciarse un poco más de las clásicas furgonetas.

Por lo demás, y con esta combinación de motor diésel y cambio automático, el resultado es francamente bueno. El Toyota Proace City se ofrece con cuatro acabados: GX y VX, con un planteamiento orientado hacia un cliente profesional, y Active y Advance, con un equipamiento y detalles de diseño más similares a un turismo convencional.

Toyota Proace City 1.5D Advance: así es por dentro

El salpicadero es casi idéntico al de sus primos de PSA. La mayor diferencia está en el diseño de la instrumentación, si bien el ordenador de a bordo (de serie) es igual en todos.

El puesto de conducción da sensación de amplitud, es luminoso porque hay mucha superficie acristalada y, como se va sentado en una posición elevada, la visibilidad es buena. Tiene suficientes reglajes para encontrarse a gusto al volante, y bastantes botones para manejar las cosas en marcha.

El Proace Verso emplea plásticos más duros que los de una berlina, pero no difieren demasiado de los de un urbano. Además, están bien ajustados y rematados.

Los tres asientos traseros son individuales e idénticos. No se pueden regular longitudinalmente, pero sí permiten jugar con la inclinación del respaldo. Hay mucho espacio en todas las cotas, el acceso es cómodo gracias a las puertas correderas y el suelo es prácticamente plano.

¡Maleterazo! Con 597 litros, el maletero es enorme. Además, se puede quitar la bandeja o colocarla a dos alturas, y los asientos traseros, que se pliegan de forma individual, permiten dejar una superficie de carga lisa.

El acabado Advance incluye de serie este techo panorámico dividido longitudinalmente por una parte retroiluminado y con huecos para dejar objetos.

Toyota Proace City 1.5D Advance: así va

El Proace City emplea la misma plataforma que sus primos de PSA, la EMP2. Es, a su vez, la que utilizan coches como el Peugeot 508 o el DS 7 Crossback.

Con todo, el comportamiento es bueno. Destaca más por aplomo, facilidad de conducción y nobleza de reacciones que por agilidad en zonas de curvas, pero la carrocería no balancea demasiado y la suspensión no es excesivamente blanda. Es un coche muy cómodo para largos viajes; sólo se nota un poquito de ruido aerodinámico a alta velocidad, aunque es perfectamente soportable.

El motor tiene una buena respuesta desde bajo régimen, y las ocho marchas del cambio automático (que, por cierto, funciona muy bien) ayudan a mantenerlo siempre en una zona de buen empuje. Por eso, es agradable y gasta poco: rondarás los 6-6,5 litros/100 km. Además, no es ruidoso y las vibraciones son contenidas.

Si quieres siete plazas…

El Proace City también se vende con otra carrocería de 4,75 metros de largo denominada Largo. Cuenta con siete plazas de serie (la normal sólo se ofrece con cinco) y tiene un maletero de 850 litros. Sólo se vende con los motores gasolina y diésel de 130 CV con cambio automático de ocho marchas y acabado Active. Cuestan 24.100 y 24.450 euros, respectivamente.

Veredicto: Cuatro estrellas

Como sus primos de PSA, este Toyota es un excelente vehículo familiar, con el espacio de una furgoneta y el tacto de un coche normal.

Ficha técnica del Toyota Proace City 1.5D Advance

  • Motor: Diésel, turbo, 4 cil. en línea, 1.499 cc
  • Potencia: 130 CV (96 kW) a 3.750 rpm
  • Par: 300 Nm a 1.750 rpm
  • Tracción: A las ruedas delanteras
  • Caja de cambio: Automática, ocho velocidades
  • Frenos del./trasera: Discos ventilados/Discos
  • Dimensiones: 440 x 184 x 188 cm
  • Peso: 1.505 kg
  • Neumáticos: 205/55 R17
  • Maletero: 597 litros
  • Depósito + AdBlue: 50 + 17 litros
  • Velocidad máxima: 184 km/h
  • Acel. 0-100 km/h: 11 seg.
  • Consumo medio: 5,4 L/100 km
  • Emisiones CO2: 141 g/km
  • Equipamiento de serie (Advance): Llantas de 17″, navegador, techo panorámico con bandejas, climatizador bizona, barras en el techo, HUD, control de velocidad adaptativo, lector de señales… Única opción para este acabado: Pintura metalizada (500 euros). 



Fuente: https://www.autofacil.es/toyota/proace-city/2021/02/19/prueba-toyota-proace-city-15d/60913.html

¿Te sirvió la información?

Deja un comentario