Vdeo: El Toyota C-HR se enfrenta al crash test ms extremo

Este modelo ya pas las pruebas de choque de Euro NCAP, sin embargo, el organismo americano IIHS ahora lo examina en las condiciones ms exigentes. Aguantar el test de bajo solapamiento?

El Toyota C-HR se ha convertido en todo un éxito desde su lanzamiento y esto se debe a múltiples factores: milita en el segmento de moda –el de los SUV urbanos, posee una estética deportiva, se ofrece con interesante mecánica híbrida de 122 CV y destaca por su avanzado equipamiento de serie. Por todo ello, se plantea como una alternativa muy dura frente a modelos como el Fiat 500X, Jeep Renegade, Honda HR-V, Mazda CX-3, Opel Mokka X, Volkswagen T-Roc y, sobre todo, el Kia Niro.

Aun así, si un vehículo quiere destacar en el mercado debe mostrar unos elevados niveles de seguridad. Y es que tras pasar por las pruebas de Euro NCAP –donde logró las cinco estrellas-, ahora el organismo americano IIHS examina al Toyota C-HR en unas condiciones aún más estrictas. En primer lugar, se enfrenta a los test de choque frontales: el convencional –donde logra los máximos honores- y dos de bajo solapamiento. Estos últimos son los más temidos por los fabricantes, ya que solo un 25% de la estructura debe soportar la violencia del impacto; si se aplica sobre la zona del conductor, este modelo consigue una alta puntuación, aunque existe una pequeña rebaja de la nota por el movimiento de la cabeza del maniquí. En el test sobre el lado del pasajero, la resistencia estructural se considera aceptable y sobresale por la protección de todas las zonas evaluadas, aunque las piernas del acompañante tienen una valoración ligeramente inferior.

Por otra parte, en caso de impacto lateral, este SUV urbano presenta la mayor seguridad posible para los ocupantes de ambas filas de asientos. Este éxito se repite a la hora de evaluar la resistencia del techo en el caso de un hipotético vuelco y la eficacia de los reposacabezas para evitar las temidas lesiones cervicales. Además, el organismo alaba la facilidad de uso de los dispositivos de retención infantiles.

Por último, se tienen en cuenta los elementos de seguridad activa, aquellos que tratan de evitar posibles accidentes. El sistema de prevención de choques frontales con detección de peatones consigue un total de seis puntos –el máximo posible-. Por el contrario, el alumbrado del vehículo con proyectores halógenos no se muestra satisfactorio, aunque el IIHS señala que en caso de equipar un sistema más eficaz, el Toyota C-HR podría alzarse con el galardón Top Safety Pick Plus. Afortunadamente, el modelo vendido en el continente europeo puede equipar –de serie o en opción- los faros delanteros Full LED, mucho más adecuados para circular en condiciones de baja visibilidad.



Fuente: https://www.autofacil.es/toyota/c-hr/2018/07/30/toyota-c-hr-enfrenta-crash/45582.html

Deja un comentario